– “Tu madre está en el Cielo con nosotros”


Justo un mes antes de que comenzaran las apariciones, la madre de Ivanka (una de las videntes) había fallecido repentinamente.

Su hija Ivanka quedó sola y deprimida. Ahora la jovencita estaba en la colina y podía ver y conversar con una hermosa Señora que afirmaba venir del Cielo. Fue inevitable que le preguntara: “Querida señora, ¿dónde está mi madre?.

La respuesta llenó a la chica de una alegría sin límites: “¡Tú madre está en el Cielo con nosotros!” Esta sorprendente noticia retumbó por toda la aldea y en las comunidades vecinas.

La gente quería saber por qué esta mujer se había ido directamente al cielo sin haber hecho nada especial en su vida. Pero ella había sido una buena madre y esposa, y había vivido su fe cotidianamente con oraciones y la asistencia frecuente a misa, aceptando lo que Dios le había dado en la vida y cumpliendo responsablemente sus obligaciones.

0 visualizaciones0 comentarios