Medjugorje: Una Escuela de María


Para describirlo mejor, siento que estoy en un mundo paralelo al de la realidad que vivo yo todos los días. He venido 38 veces a Medjugorje desde el 2012, trayendo peregrinos de habla hispana de todas partes del mundo, pero nunca había vivido el día a día de este pueblo. Ya de por sí Noviembre es temporada baja y hoy con la pandemia es más baja todavía, no hay muchos peregrinos, unos 3 grupos pequeños y nada más; así que tengo la dicha de poder ver al que vive aquí: al “Medjugoreano” en su día a día. Este pueblito es realmente una muestra de la Misericordia de Dios en este mundo perdido, Medjugorje es un mundo espiritual lleno de ángeles que no logramos ver con nuestros ojos humanos y que aquí se hace realidad.


Ayer cumplí uno de mis sueños, salí a correr por el pueblo hasta llegar al Monte de las Apariciones, me encanta salir a correr en Suecia, y quería hacerlo aquí.

Cuando llegué a la entrada principal del Monte, venían bajando una cantidad increíble de jóvenes entre los 16 y 20 años. Pero lo que más me sorprendió es ver que venían con sus maestros de la escuela. ¿Se pueden imaginar? ¡Subir el Monte es parte del programa escolar! Estos jóvenes reciben la mejor enseñanza del mundo, la que vale oro puro. Con razón la Virgen escogió este pueblecito para hacer Sus apariciones, ellos han respondido sin lugar a dudas a Su llamado y desde este rincón del mundo están cambiando a toda la humanidad.


Todos estos jóvenes son el futuro de la iglesia (¡Hay esperanza!...pensé) y ellos saben bien que Dios debe ser el número uno en sus vidas. Es por eso que aquí nacen muchas vocaciones sacerdotales. No es raro que algún joven quiera ser sacerdote, al contrario es algo natural y muy común. En mi camino hasta arriba del monte no me encontré ningún adulto mayor subiendo, al contrario, todos eran jóvenes, parejas de novios subiendo y rezando juntos, mamás enseñándoles a sus hijos pequeños como subir el monte, mamás con sus hijos adolescentes rezando, niños con sus bolsones escolares a la espalda…Y todos con sus Rosarios en las manos.

Deberíamos de tener muchos Medjugorjes en cada ciudad de este mundo. ¡Construyamos el nuestro en nuestros hogares y el mundo cambiará. Se los aseguro!.



Les seguiré contando…

40 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo