La Virgen te da regalos especiales cuando la visitas en Medugorje!


Cuando vas a Medjugorje la Virgen te atiende siempre de manera personal. Y eso lo comprobamos y entendemos todos cuando estamos allá con Ella. Puede haber 80,000 peregrinos (que hay temporadas en que los hay), pero Ella se encarga de que sientas que tú eres el invitado especial, que Ella está para atenderte a ti y que solo estas tú para disfrutar de sus mimos de Madre. Eres realmente Su hijo y te conoce muy bien. Pues, Superman y yo, hemos ido a Medjugorje 39 veces y siempre aunque no te lo esperes la Virgen te sorprende de alguna manera. Como somos una sola carne, nos consintió dándonos sorpresas que nos llenaron el corazón a ambos. Ella sabe que nos encanta ser guías de peregrinaciones y que entregamos lo mejor de nosotros para que todos nuestros peregrinos puedan disfrutar y gozar lo más posible la experiencia de Medjugorje. Pero está vez, queríamos estar solos en familia y llenarnos de Su amor de Madre. Ya teníamos varios días de estar solos cuando de repente para sorpresa nuestra vemos entrar por la puerta de la iglesia Santiago Apóstol en Medjugorje a Norita y Violeta, dos hermanas salvadoreñas que han peregrinado con nosotros a Medjugorje. Cuando las vimos entrar ¡sentimos una felicidad tan grande!, era como que si un familiar muy querido estuviera entrando por esa puerta, nos saludamos y hablamos como hermanos, reímos a mas no poder y compartimos tantas cosas... ¡Que momento más especial!. Pero para sorpresa nuestra no era ese el único regalo: al día siguiente repentinamente recibí un mensaje al celular de parte de un sacerdote muy querido nuestro, que vive en Suecia y que habíamos intentado llevar a Medjugorje en varias ocasiones y por alguna razón no se había logrado. El mensaje decía: “Feliz y Santa Navidad, que Dios los bendiga” y una foto de él en el pesebre que está construido enfrente de la iglesia de Medjugorje.


¡No podía creerlo! Le marqué inmediatamente y efectivamente estaba en Medjugorje acompañando a una familia que también vive en Suecia. Ninguno de ellos había peregrinado a Medjugorje. Era la primera vez para todos, así que se nos activó “el chip de guías” y les organizamos su peregrinación según los días que se iban a quedar. Jamás nos imaginamos poder tener el regalo de subir el Monte de las Apariciones con nuestro querido padre Benjamín, Norita, Violeta, Cintia y su bella familia y por supuesto nosotros cuatro: la Super Familia.



No hay duda, si le entregas las riendas de tu vida completamente a Dios, la vida se convierte en una aventura maravillosa, llena de sorpresas, detalles pequeños y grandes que te llenan de gozo y de alegría el corazón. Para nosotros que hemos dejado nuestro país y que vivimos en Suecia, compartir con peregrinos es nuestro motor, es lo que nos recarga de amor, es lo que nos da energía para seguir luchando. No hay nada que nos llene más que este trabajo Sagrado que Dios nos ha dado, hablar con los peregrinos, reír, compartir las comidas, experiencias, testimonios, es el regalo más grande que Dios nos puede dar. Creanme que no somos nosotros los que les damos a ustedes... ¡son ustedes nuestros peregrinos los que nos dan todo a nosotros!.

Gracias!


Les seguiré contando…



15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo