La mirada de la Virgen María


En el año 2012 venimos Superman y yo por primera vez a Medjugorje. Al día de hoy ya son 39 veces y hemos traído cientos de peregrinos. Pero es la primera vez que me quedo por tanto tiempo disfrutando de este pedacito de cielo.


Algo que me ha impresionado muchísimo, y que lo hice el segundo día de estar aquí, es entrar a la iglesia y tomarme el tiempo de quedarme orando allí. De repente sentí que la imagen de la Virgen de Lourdes que está al costado derecho del altar me llamaba a estar con Ella.

Así que me levanté y me fui a hincar a los reclinatorios que están enfrente de su bella imagen. Les confieso que nunca había visto lo bella que es. Estaba rodeada de cientos de orquídeas blancas, eran tantas que parecía que estuviera flotando en una nube de orquídeas y luego me fije en los detalles de su vestido, está tan bien hecho, es de color gris claro azulado con impresiones en tonalidades grises y plateadas, el cinturón azul característico de la Virgen de Lourdes con estrellitas doradas, el velo color crema con adornos dorados y una corona hermosa con 12 estrellas doradas y cristales celestes en cada estrella.


Pero lo más bello: es Su mirada… Su mirada no puedo describirla, son unos ojos azules intensos que parecen ojos humanos, te ven con una dulzura y un amor de Madre que no puedes dejar de verla. ¡Ella te habla con Su mirada! y sientes que te ve no solo externamente sino también interiormente, todo tu ser se llena de ese amor que solo la Virgen te puede dar.

Me acordé mucho del libro que estoy leyendo: “Medjugorje los primeros siete días”, los videntes describen que lo más hermoso que tiene la Virgen es Su mirada, porque Ella ve al niño inocente que llevamos dentro, Mirjana dice: “-Su mirada refleja sentimientos muy profundos de cuidado, compasión, paciencia, ternura…Sus ojos sostienen tal carga de amor, que yo sentía al mirarla que me abrazaba con cada mirada”.


Pues está imagen me hizo sentir exactamente eso que dice Mirjana. En esos ojos ví reflejada la eternidad, iluminaron la oscuridad que llevo dentro y llenaron mi interior de luz celestial.

¡No pueden dejar de venir a verla!


Les seguiré contando…



37 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo