La gente nos considera epilépticos

Durante una aparición, Mirjana explicó a la Virgen que la gente los consideraba epilépticos, drogadictos y le rogó que les ayudara. La Virgen los tranquilizó: “Mis ángeles, las injusticias han existido siempre. No les tienen que prestar atención”.

Después de estas palabras, la Señora desapareció y los chicos se quedaron rezando. Mientras descendían, Ella se hizo ver otra vez y los saludó: “Mis queridos ángeles, id en La Paz de Dios”


13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo