Cable électrico de más de 1000 metros


Para la celebración de la Fiesta de la Cruz en el monte Krisevac, los Medjugorianos se procuraban un cable eléctrico muy largo de más de 1000 metros, lo conectaban a la casa de Ante Dugandzic, llevando así luz a todas las estaciones del Vía Crucis y a la misma Cruz, situada en la cumbre del monte. Nueve días antes de la fiesta, el Krisevac estaba ya iluminado, parecía la visión de una luz celestial que del cielo descendía hacia la tierra. Esta hermosa escena era también vista por los que viajaban en avión y la contemplaban con admiración.

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo